«El enfoque tradicional en Medicina suele ser muy «directivo», muy «unidireccional, y no se suele dar demasiada importancia al hecho que un paciente nos comunique sus emociones. En general, el ámbito emocional del paciente se acostumbra a obviar. El Taller online de CIESAN ha sido para mi el nexo de unión de todas las formaciónes que he hecho.»

Buenos días Cristina y muchas gracias por concedernos esta entrevista. ¿Cómo llegaste a conocer la Formación de CIESAN?

Buenos días y muchas gracias a vosotros. Yo soy enfermera y trabajo en Atención Primaria, en Madrid. Desde siempre me ha interesado mucho todo el mundo de las emociones y su gestión, porque estoy muy acostumbrada a tratar con pacientes crónicos con los que las emociones están al orden del día. De algun modo es como, a parte de mi trabajo clínico, también fuera una coach. Hace un tiempo hice alguna formación online en Inteligencia Emocional y empecé a entrar en esta clase de cursos hasta llegar al Taller en Inteligencia Emocional de CIESAN.  Vi que el enfoque era diferente, que no había ningún curso hecho desde esta perspectiva, y me gustó.

¿A qué te refieres con que el enfoque era diferente?

El enfoque tradicional en Medicina suele ser muy «directivo», muy «unidireccional, y no se suele dar demasiada importancia al hecho que un paciente nos comunique sus emociones. En general, el ámbito emocional del paciente se acostumbra a obviar. Mi opinión y mi experiencia es que este planteamiento no es adecuado. Muchas veces es más determinante para la salud de alguien el acompañamiento y el «convencer con emociones» que el diagnóstico clínico en si. Me di cuenta que no tenía herramientas para gestionar todo eso. En general no tenemos herramientas, nadie nos ha enseñado. Trabajamos con emociones pero no hemos aprendido nada sobre ellas…

¿Qué encontraste en el Taller online en Inteligencia Emocional?

Como te decía llevo años trabajando y haciendo cursos de gestión de emociones, estrés, gestión del tiempo… pero siempre eran pinceladas, nunca llegabas al fondo de la cuestión. Una formación integral en Inteligencia Emocional y sanidad no la encontraba por ningun sitio. El Taller online en Inteligencia Emocional te ayuda a mejorar en la entrevista motivacional, en el manejo clínico del paciente y en cómo hacer tu trabajo mejor.

¿Qué clase de contenidos te han ayudado?

He encontrado ejemplos prácticos y herramientas, y todo con un método paso a paso. Muchas veces intuía que había una manera distinta de hacer las cosas, y ahora sé cómo hacerlas y el por qué. En el trabajo que haces en el taller aprendes a sistematizar tus habilidades emocionales.

Ante esta situación de tanta tensión como las vivida con la pandemia de COVID-19, ¿has notado que otros colegas de tu entorno reconocían en ti estas habilidades emocionales que has trabajado en el Taller?

No eres consciente de ello, pero la verdad es que lo notas. Hay quien no para de quejarse, hay gente que está muy rebotada, y cuando se encuentran con alguien que ha trabajado el papel de la Inteligencia Emocional en la gestión de situaciones difíciles, lo notan. Simplemente dices: «Basta de quejas, basta de enfado, basta de ira, no me quitéis más energía por favor, vamos a proponer algo». Y con esto cambias el paradigma de tu entorno sin darte cuenta. En el Taller aprendemos una historia que cuenta Marisa sobre el león y la oveja. ¿Qué quieres ser? Yo quiero ser el León, que observa con tranquilidad, analiza y decide.

¿Crees que la gente te tiene más en cuenta?

Creo que sí, que la gente me tiende a buscar más. Por ejemplo, antes de que empezase el tema de la COVID-19 ya había anunciado que me iba de mi Centro de Salud. Con la COVID he tenido que posponer mi marcha hasta finales de mayo como mínimo y sí que ahora noto que me dicen más «qué pena que no te quedes, nos ayudas mucho a afrontar situaciones límite«. Esto antes no me lo decían tanto.

Si tuvieras que señalar una de las cosas que has hecho últimamente que haga te vean así, ¿qué sería?

Creo que sería el hecho de «no decir las cosas en el momento más rabioso».

En momentos como los que vivimos ahora de desescalada emocional, ¿crees que es recomedable formarse con CIESAN?

Pienso que sí. Vivimos en un mundo en el que las emociones mandan y merce la pena hacer la formación con Marisa. A veces te encuentras con formaciones raras, con cursos que no se sabe muy bien lo que quieren explicar, y al final no aprendes nada. Con CIESAN tienes esa visión integral hecha con cariño, cuidado y conocimiento profesional.

¿La parte de compartir experiencias con otras personas del Taller te ha ayudado?

Cuando te lanzas a hacer cosas nuevas, siempre ayuda trabajar con otras personas que también están empezando. Trabajar solo es muy duro y cuesta más avanzar. El hecho de conocer a otra gente en una situación más o menos parecida a la tuya te impulsa a ser mejor.

¿Durante la formación ha habido algun momento en el que hayas notado un «click»?

Ha habido varios, pero el primero que recuerda es cuando Marisa explicó esa faula del León y la Oveja. Básicamente el león es aquella persona que ante una situación difícil propone «Bien, vamos a ver qué hacemos y como salimos de aquí». Hubo un compañero del taller que se puso como ejemplo en una situación concreta y entonces hice un click en mi cabeza y pensé «es eso, es verdad». Después con el tema del coaching, cómo lo presenta Marisa y cómo desarrolla el método y los contenidos, los objetivos a conseguir… Se te abre una ventana a un mundo nuevo que ya intuías pero que no tenías las herramientas necesarias para explorar.

¿Crees que en el ámbito de la enfermería esta es una formación a la que se puede sacar partido?

Sí, desde luego. Yo he recomendado el taller a muchas compañeras. Muchas me preguntan ¿y esto dónde lo has aprendido?, ¿Dónde lo has estudiado? Y mira que yo me he formado en entrevista motivacional, paciente activa… quiero decir que tenía ya muchos conceptos en mi cabeza, pero no fue hasta hacer esta formación integral con CIESAN que aprendí a sistematizarlo, a hacer que «salga de ellos». CIESAN ha sido, para mi, el nexo de unión de todas las formaciones que hecho. Creo que tendría que ser una formación obligatoria.

¿Qué les dices a tus compañeras/os cuando lo recomiendas?

Digo que lo hagan, que requiere trabajo y dedicación, pero que merece la pena. Es necesario que más gente se forme en estos ámbitos para lograr humanizar los Centros, poner nombre a lo que ocurre en lugar de una etiqueta y aprender a sacar lo mejor de tus compañeros, de tus pacientes y de ti mismo, también en tu vida personal.

¡Muchas gracias y mucha suerte!

Cristina Gómez Menor

Enfermera de Atención Primaria – Madrid

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Puedes empezar ahora mismo!

Descubre cómo 4 prácticas sencillas de Inteligencia Emocional pueden ayudarte en la gestión del estrés diario

Hoy puedes empezar a sentir destellos de serenidad en el caos de la consulta.

¿Quieres conocer más? Mira estos artículos que tenemos para ti:

>