Cinco estrategias para tolerar el estrés y mejorar la Inteligencia Emocional

Cinco estrategias para tolerar el estrés y mejorar la Inteligencia Emocional

«Todos los veranos pienso en lo importante que es preservar para una misma la energía generada en los días de relax y desconexión. El tiempo pasa volando, y al cabo de unas hora del regreso vacacional, parece que nunca hubiéramos descansado, o que nunca nos hubiéramos ido. Creo que los momentos de calma son aquellos que se van más rápidamente. Durante el mes de agosto me he preguntado como podría guardar la energía almacenada para poder desplegarla durante todo el curso y manejar bien los tiempos de “tormenta” e incertidumbres que vendrán. Creo que para hacer frente a la incertidumbre – como tantas veces ocurre en nuestro trabajo – es importante poder mantener la cabeza fría y tener herramientas para que el estrés, por aquello que no conocemos, no nos nuble la vista. En ese sentido, me ha parecido interesante un artículo que publica la Vicepresidenta de una empresa americana llamada High Performing Systems, cuyo objetivo es el de ofrecer soluciones para un trabajo más justo y más sano que genere una mayor productividad. Su nombre es Grenae Thompson y, acostumbrada como está al estrés tanto desde su propia posición laboral como desde la de sus clientes, propone 5 estrategias fáciles de poner en marcha y que pienso que nos pueden ayudar a la hora de volver a empezar de nuevo con nuestro día a día. Me ha interesado especialmente esa idea que presenta de que el estrés nos desconecta de nuestra Inteligencia Emocional. Es esencial saber cómo permanecer conectados para, finalmente, no solamente ser más fuertes, sino para sentirnos más fuertes.»

 

Cinco estrategias para poner en marcha la tolerancia al estrés y mejorar la Inteligencia Emocional

 

En la mayoría de empresas, el tema que se suele destacar más a la hora de buscar ayuda es el consabido “hay mucho que hacer y no hay suficientes recursos” – incluyendo el tiempo. El sistema económico en que estamos inmersos y que va a toda velocidad junto con una mentalidad a propósito de los negocios y de “hacer-más-con-menos” están elevando el estrés en el empleo hasta niveles alarmantes. 

¿Pero, qué tienen que ver los efectos nocivos del estrés con tu Inteligencia Emocional? En una palabra, ¡todo!

La Inteligencia Emocional es uno de los motores clave que define cómo nos relacionamos los unos con los otros y cómo lo hacemos para que estas relaciones que establecemos sean buenas. Si las emociones se malinterpretan, los encuentros emocionalmente complejos pueden escalar y llegar a dañar nuestras relaciones, o incluso hacernos tomar decisiones equivocadas. Bajo el estrés, tu habilidad para acceder a tu Inteligencia Emocional disminuye. Esta es la razón por la cual una de las consecuencias más claves de la Inteligencia Emocional es la tolerancia al estrés.

“La tolerancia al estrés (Stress Tolerance) es la habilidad de aguantar eventos adversos y situaciones estresantes sin desarrollar dolencia físicas o emocionales, mediante el enfrentamiento del estrés desde una actitud activa y postiva”

  • The EQ Edge (Steven Stein, Ph. D. & Howard Book, M.D.)

Puede que hayas escuchado alguna vez la expresión “No puedes parar las olas pero puedes aprender a surfear”. Si las olas son el estrés, la Tolerancia al Estrés sería el aprender a surfear.

La Tolerancia al Estrés se mide por el índice EQ-i 2.0® como una parte de la Escala Compuesta (Composite Scale) en la que también se incluye la Flexibilidad y el Optimismo (ver el Modelo). El índice EQ-i 2.0 es el índice de Inteligencia Emocional científicamente más validado.

En la mayoría de casos, sería mucho más fácil desarrollar la Tolerancia al Estrés simplemente preservando los niveles actuales en Inteligencia Emocional. Tiene sentido de que parte del refuerzo de la Tolerancia del Estrés debería incluir la eliminación de aquellos elementos estresantes “innecesarios” del día a día. Identificar los elementos estresantes obvios y aquellos más “escondidos” que están presentes en tu vida y hacer los pasos necesarios para deshacerte de ellos. Muy a menudo, los coach profesionales pueden ayudar en este proceso. Con esto en mente, ten en cuenta los siguientes consejos:

 

Cinco estrategias para estimular la tolerancia al estrés

 

  1. Aléjate de las pantallas. A menudo nos decimos a nosotros mismos que necesitamos tomarnos un respiro del trabajo para desconectar, de modo que nos ponemos a mirar Facebook y otras redes sociales. Sin embargo, según una investigación reciente hecha en Dinamarca, esto podría estar provocándonos más estrés. En el estudio danés, los participantes fueron divididos en dos grupos: uno accedió a Facebook tal y como lo hacía siempre y las personas del otro grupo dejaron de utilizarlo durante 7 días. Al final de la semana, ¡los integrantes del segundo grupo estaban un 55% menos estrados!
  1. Duerme lo suficiente. Este podría ser el aspecto más importante que puedes trabajar para mejorar tu habilidad en la tolerancia del estrés. A lo mejor el estrés te mantiene despierto, y el hecho de no estar durmiendo las suficientes horas incrementa tu nivel de estrés. Es, en definitiva, un círculo vicioso. Toma los pasos necesarios para garantizar que duermes entre siete y nueves horas cada noche. Si te es posible, haz una o dos cabezaditas durante el día. 
  1. Ejercicio. El ejercicio ayuda al cerebro a reorganizarse y a ser más resistente ante el estrés. Mucha gente piensa que el ejercicio es “apuntarse a un gimnasio” o entrenarse para una maratón. Lo ven como algo que les supera, así que nunca llegan a empezar. La mejor manera de empezar es mediante pequeños pasos. Simplemente, camina, utiliza siempre las escaleras en lugar del ascensor o aparca tu coche un poco lejos de casa.
  1. Concéntrate en una buena alimentación: Comer sano es clave para mejorar en la Tolerancia al Estrés. Como en el caso del ejercicio, hacer cambios en tu nutrición puede ser una tarea abrumadora. Una vez más, tómatelo con calma, haciendo pequeños pasos. Bebe más agua, consume más fruta y verdura y consume menos azúcares y cafeína para empezar.
  1. Mejora tu Optimismo y Flexibilidad. Estas son las competencias en Inteligencia Emocional que, junto con la Tolerancia al Estrés constituyen la EQ-i Sress Management Scale. Así como con todas las competencias analizadas en la EQ-i Scale, más no es siempre mejor. Por ejemplo, uno puede sentirse demasiado optimista o no lo suficientemente optimista. Si el hecho de ser demasiado flexible te deja con poco tiempo para concentrarte en tus prioridades, añadir una mayor estructura y planificación puede ayudarte. El equilibrio es la clave.

La Tolerancia al Estrés es un elemento clave para la estresante vida de hoy en día, y para lograr minimizar los efectos negativos que tiene sobre nuestra salud, sobre nuestras  relaciones, el rendimiento y sobre nuestra Inteligencia Emocional. Además de preservar el acceso a tu Inteligencia Emocional, desarrollar la Tolerancia al Estrés es muy positivo para el global de tu salud. Añade a tu rutina estas acciones diarias para aumentar tu resistencia al estrés y sigue los seis consejos de más arriba,. Compártelos con los miembros de tu equipo y tus colegas para aumentar la capacidad de tu organización.

 

Accede al artículo original [+]

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.